Publicidad
Invierno Cultural

Carta a una vecina de La Cañada

Carta a una vecina de La Cañada

Carta a una vecina de La Cañada

Vecina y amiga: Cuando me trasladé a vivir en La Cañada, Araceli -mi pareja- me advirtió¨: ¡vete preparando que aunque digan que esto es Almería, para los que dirigen esto Almeria es el centro, del que tú vienes! Desde entonces he notado en mis carnes lo que durante tantos años llevan notando el resto de los cañaeros. Hay que coger el coche más de la cuenta, hay que pagar por aparcar en el centro ya sea en la calle o en recinto cerrado, no se puede ir a pasar una noche en blanco, en negro, amanecer en la Alcazaba, ni a tomar unas cervezas a las cuatro, cinco, seis, siete calles... ni al Zapillo, ni a Pescadería... ¿Una obra de teatro a las 9? Ni de coña, salvo que además de la entrada pagues el taxi de ida y vuelta o secuestres un autobús a la ida para que te deje en el Auditorio -desde La Cañada no hay servicio al recinto municipal, ni a la playa, ni a la Residencia de Mayores, ni a la Clínica Mediterráneo, ni al Parque de las Familias, ni al Parque del Andarax, ni al Paseo Marítimo, ni al Estadio de la Juventud (Emilio Campra)... por no haber no hay ni acera a la Universidad ni al Instituto de Enseñanza Secundaria, ni a Los Partidores, ni al Parque Periurbano del Boticario que está a dos pasos por una carretera llena de camiones de transporte internacional, sin arcén, sin aceras y con la Cuesta de Los Ángeles con el quitamiedos (Biondas) a 10 centímetros del asfalto y tapado por la maleza... Tampoco podemos ir decentemente al Hospital del Toyo,ni a la Plaza del Mar...

Araceli tenía toda la razón. Lo sabía por experiencia porque lleva en el barrio muchos años, dependiendo del autobús para todo: ir al Instituto de Los Molinos, las salidas al centro y más tarde al trabajo...

Y ahora llega lo del autobús, la supresión de líneas en lugar de crear las que necesitamos como ese autobús nocturno al menos los fines de semana para no tener que ir a por nuestros jóvenes al centro, evitar que cojan el coche por eso que tanto se anuncia en campañas de la DGT, de la GC, de la DGP y de SPM..., o ese bus que nos facilite la comunicación con Costacabana o Torrecárdenas...

Va a ser verdad lo que dice Ara: "Hasta que no viva aquí un alcalde o un concejal que dependa él/ella y su familia única y exclusivamente de los medios de transporte público, nos seguirán tomando el pelo". Vecina, mañana nos hablarán de movilidad. Todo un recurso dialéctico, igual que cuando se refieren a la sostenibilidad... Palabras, paroles...

Carta a una vecina de La Cañada
Volver al blog "CAÑAVERDADES"