Publicidad
Invierno Cultural

Frente al olvido, unidad

Frente al olvido, unidad

Frente al olvido, unidad

La prueba de que cuando se quiere, se puede la dieron el sábado los vecinos que apoyaron la reivindicación de la playa. Hacía mucho tiempo que los vecinos de La Cañada no se echaban a la calle para reclamar lo que tantas veces han pedido sin haber recibido otra cosa que promesas. El sábado, el recorrido desde la plaza Antonio de Torres a la playa de La Palmera fue un volver a empezar porque se sabe que la cosa no ha terminado y que habrá que seguir trabajando y exigiendo lo que no se considera sólo justo, sino que realmente lo es.

¿O acaso no es justo reclamar que se construya una acera en una de las vías más transitadas del barrio? Ojo, pero una acera, no un parche de metro y medio para cerrar alguna boca y tener alguna justificación.

¿Acaso no es justo pedir que se recupere una playa que ha sido destrozada por el peor temporal de todos: el del olvido de la Administración?, porque ese ha sido el culpable de que una de las playas con mayor extensión de arena del municipio desapareciera del mapa; aquí no se trataba de crear nada, sino de mantener lo que había, pero los encargados del mantenimiento estarían seguramente entretenidos con nuevos proyectos, de esos que tienen largo presupuesto y revisiones económicas. "Aquí los únicos que podemos mantenernos somos nosotros", parece que pudo pensarse y hacerse. Y que no nos cuenten el cuento de que ya no hay aportaciones de arena, que bien que se aporta -aunque sea del Sáhara- cuando un temporal meteorológico se lleva playas y paseos marítimos en lugares en los que tampoco hay aportación natural de arenas.

Hay una larga lista de peticiones hechas y otra aún más larga de reivindicaciones vecinales, por eso es necesario que haya unidad, que frente a ese olvido que padecemos los vecinos demostremos que queremos superarlo, independientemente de quien lo pida porque si es justo y bueno para el barrio lo importante será lograrlo.

Frente al olvido, unidad
Volver al blog "CAÑAVERDADES"