Publicidad
Otoño Cultural
Momentos del XX Festival de Folklore en La Cañada

La Cañada se llenó de música y baile

El XX Festival Folklórico cumplió objetivos y congregó a los vecinos


La vigésima edición del Festival de Folklore Antonio de Torres, que contó con la participación de los grupos de Vélez-Málaga, Puente Tocinos y La Cañada, reunió a varios cientos de cañaeros y cañaeras así como de otros barrios de la capital que acudieron a la cita alrededor del escenario montado en la plaza para pasar una velada más que agradable en un homenaje a la tradición a través de las canciones y de los bailes populares. Bajo la organización de la Asociación vecinal Antonio de Torres, la colaboración del Ayuntamiento y la Diputación y el apoyo de firmas comerciales del barrio, el festival puso una nota de color al verano y animó el escenario dispuesto con interpretaciones nacidas de las propias raíces populares.

Tres maneras diferentes de recoger el folclore y de mostralo a varias generaciones de un público, entendido o curioso, que llenó la plaza y aplaudió no solo a los grupos participantes, sino también a la organización, que mejoró las formas de hacer las cosas, con sillas más cómodas, zona reservada a personas con discapacidad o movilidad reducida, decorado y puesta en escena y otros detalles que seguro serán alguno más en la edición XXI que empieza ya a prepararse para el próximo año.

Hubo presencia de autoridades encabezada por Carlos Sánchez, concejal de Cultura y la también concejala de Igualdad y Servicios Sociales, Rafaela Abad, que compartieron lugar con los representantes de la organización, con María Lozano, presidenta de la Asociación Antonio de Torres, y otros miembros de su directiva.

Cita anual

La celebración folklórica es una de las actividades más queridas por el vecindario de La Cañada. Veinte ediciones son las que ya se han celebrado sin que el interés se haya visto mermado. Arropar a los grupos, seguirlos en sus intervenciones, aplaudirlos y corearlos son acciones que ya forman parte del propio festival y de sus seguidores.

Hay que seguir manteniendo esta cita anual en la que, por otra parte, se sigue la trayectoria de la Agrupación Folklórica Antonio de Torres, surgida del barrio y que se ha convertido en cantera para tratar de asegurar el futuro de la música y el baile autóctono, en un medio para la investigación de las raices y en la necesaria renovación para seguir creciendo y para poder llevar parte de nuestra historia e identidad a un mayor número de escenarios.

En esta cita anual, los tres grupos participantes hicieron honor al festival y al público que disfrutó con sus actuaciones en medio de un ambiente veraniego, con la plaza cumpliendo esa función de aglutinar al vecindario y sirviendo de marco a la convivencia entgre el decorado del escebnario, banderas y tres de las guitrarras monumentales creadas con ocasión del aniversario del maestro guitarrero Antonio de Torres y que, de momento, se quedan en la casa del barrio en la que vivió el creador de la guitarra española.