Publicidad
Primavera Cultural
Acto de presentación de GEA presidido por el consejero de Agricultura

Trece agricultoras ponen en marcha GEA, primera asociación de mujeres del sector agroalimentario

Sánchez Haro asegura que el campo almeriense “ganará ideas y fuerza” con la Asociación de Mujeres Cooperativistas GEA



El Salón Noble de la delegación del Gobierno en Almería completó su aforo con la presentación de GEA, la primera asociación de mujeres del sector agroalimentario, impulsada en Almería desde la iniciativa de 13 mujeres  con experiencia en el sector pero pioneras en el nuevo espacio que se ha abierto a la representatividad y que nace "desde la mujer que lleva toda su vida debajo de un plástico, que no ha podido estudiar pero que comparte con otras mujeres de posición semejante el sueño común de trabajar por las demás mujeres", tal como explicó su presidenta, Inmaculada Ibáñez, antes de remarcar el objetivo a seguir "concienciar a nuestro entorno para conseguir un compromiso social, plantear cambios en el sector agroalimentario hortofrutícola para hacer visible la participación y presencia de la mujer en el sector, potenciar su representación y su empoderamiento".

Antes Francisca Serrano, responsable del Instituto de la Mujer en Almería, había expresado su apoyo a la iniciativa tras destacar la valentía y fuerza de las 13 pioneras en la puesta en marcha de esta asociación y Aurelia Jiménez, del Consejo Andaluz de  Participación de la Mujer, había dado la bienvenida y animado al grupo a trabajar en la consecución de sus objetivos y en los del conjunto de las mujeres.

Consejero

Por su parte, el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, que presidió el acto, aseguró que el campo almeriense “ganará ideas y fuerza” gracias a la recién creada Asociación de Mujeres Socias Cooperativistas de Almería GEA.

El consejero destacó el carácter de entidad pionera de GEA, al ser la primera específica del ámbito agroindustrial que se constituye en la provincia, que es ya, como destacó, "una interlocutora imprescindible que nos ayudará a transformar el sector agroalimentario en un espacio más igualitario".

Sánchez Haro, tras aplaudir el paso adelante, “sin intermediarios”, de las mujeres para la conquista “del lugar que les corresponde” y que “el sector necesita”, ha tendido su mano para “trabajar juntos” para promover tanto el acceso a las explotaciones agrarias como una oportunidad de vida para ellas y generalizar su participación en la toma de decisiones en las cooperativas, en la Administración, en las empresas y en su entorno. “Sois parte activa y con vosotras este engranaje cada vez funciona con mejor sincronía”, ha sentenciado.

No en vano, como ha expuesto el consejero, las mujeres cooperativistas han contribuido, “a la par que los hombres”, a que Almería sea hoy la primera productora en España de frutas y hortalizas. Los datos “hablan por sí solos”, con más de 3,6 millones de toneladas y un valor de producción de más de 2.400 millones de euros, con la generación de 100.000 empleos directos e indirectos y unas exportaciones, en 2017, por un importe de superior a los 2.600 millones de euros, “una carta de presentación no sólo en Europa, sino en el mundo”. Para Rodrigo Sánchez, además, el campo almeriense se sitúa en la vanguardia en cuanto al manejo de las explotaciones, a través de la digitalización, y por la incorporación de la Bioeconomía a su filosofía de producción y comercialización de un modelo cooperativo organizado en torno a Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH), que “aumenta la eficacia del sistema productivo”. Todo ello, sin olvidar su condición de “referente de unas producciones sostenibles que introducen prácticas como el control biológico y la producción ecológica”.

Detrás de esos números están, ha aseverado el responsable del Gobierno andaluz, el trabajo, el esfuerzo y el compromiso de mujeres y hombres, “una realidad que ha de trasladarse a las mesas de interlocución” para “poner fin a una fotografía masculinizada”. Sánchez Haro ha anotado que hay que darle la vuelta, “y el nacimiento de GEA nos ayudará a conseguirlo”, a situaciones como la de que las mujeres asociadas a las cooperativas, si bien suponen casi el 30%, sólo representen el 3,8% en los consejos rectores de las de primer grado y el 2,3% de las de segundo grado. De igual modo, sólo el 16% de las mujeres técnicas ocupan puestos directivos y, en el caso del empleo, son menos indefinidas que los hombres y sufren más los contratos parciales.

Plan de Igualdad y Plan de la Agroindustria
La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural favorece, “con medidas”, la participación activa de las mujeres del sector. El I Plan de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres en la Actividad Agroalimentaria y Pesquera de Andalucía, en marcha desde enero de 2017, aborda la mejora de la formación profesional, el empoderamiento y la creación de una red de mujeres rurales, incluye cláusulas de igualdad en las convocatorias de ayudas que priorizan a las empresas que cuenten con mujeres en sus órganos de decisión y asegura que el 20% del presupuesto asignado a los Grupos de Desarrollo Rural (GDR) se invierta en igualdad.
 
De igual modo, el Plan Estratégico para la Agroindustria de Andalucía 2020 considera prioritarias a las mujeres y a los jóvenes, en especial, en las actuaciones relacionadas con el empleo. Se propone como retos, ha explicado Sánchez Haro, el incremento del número de empleos en la agroindustria en un 15%, reducir en un 10% la tasa de temporalidad en la agroindustria y aumentar un 20% el número de mujeres directivas empleadas en las empresas agroindustriales andaluzas. “También reivindicamos una futura Política Agrícola Común (PAC) diseñada con perspectiva de género, que detecte los frenos que aún relegan a las mujeres a situaciones de desventaja con respecto a los hombres, porque “es inadmisible”, ha espetado el consejero.