Publicidad
Primavera Cultural

Ya hay autobús directo al Hospital El Toyo

El Ayuntamiento rectifica casi un año después de su error


El Ayuntamiento ha tardado casi un año en rectificar el error de suprimir el autobús directo al Hospital El Toyo y desde el viernes 23 de marzo los vecinos de La Cañada han recuperado ese servicio para terminar con el calvario de tener que trasbordar en El Alquián con el consiguiente perjuicio de pérdida de tiempo, espera a la intemperie, y molestia. Curiosamente, desde que en verano pasado se suprimiera el recorrido directo de la línea 20, así como se eliminara la línea 22 al aeropuerto, en el trayecto desde La Cañada a su hospital de referencia El Toyo, se tardaba más que en viajar desde Almería al hospital de Guadix.

La recuperación del bus directo cumple la palabra dada por elconcejal Manuel Guzmán y llega después de que el pasado mes de junio las asociaciones vecinales dieran un voto de confianza a la entonces concejala de movilidad, Rafaela Abad, para 'probar' el nuevo sistema que, desde el primer momento, fue criticado por los vecinos.Ahora la Línea 20, que conectaba el Centro con El Alquián, se ha visto ampliada hasta el Hospital de El Toyo, "de modo que se da respuesta a una importante demanda vecinal del barrio de La Cañada, que ha señalado además que se incorpora un cuarto autobús a la línea, de modo que la frecuencia se reduce a 30 minutos. Serán más los autobuses que cubran esta línea y lo harán hasta más lejos.

El alcalde ha estrenado el vehículo más moderno de la flota del transporte municipal urbano que se incorpora a la Línea 20 y que, “además de estar construido con materiales totalmente reciclables y ser accesible cien por cien, incluso para personas invidentes, cuenta con seis puntos para la recarga de teléfonos móviles”.

Con la incorporación de este nuevo autobús, de la marca Solaris, modelo Urbino 12, la flota de la empresa concesionaria del transporte municipal urbano en Almería, Surbus, suma 54 vehículos con una media de edad de 4,7 años. Es decir, es una de las “más modernas de España” y con una edad media “muy inferior a la contemplada en el pliego de condiciones técnicas y económicas” establecido en el contrato.

Lo siguiente el autobús nocturno

Solucionado el problema de la Línea 20, el siguiente paso vecinal, en relación al transporte público, debe ser el conseguir un autobús nocturno al menos durante los fines de semana y cuando se desarrollan actividades especiales en el centro de la ciudad, que acerque barrios como La Cañada, El Alquián, El Toyo y Retamar a la zona de diversión y ocio y evite que, especialmente los jóvenes, no cuenten con medios de transporte adecuados a su situación.

Los días de actividades en el centro de la capital no se puede interrumpir un servicio a las 22:30  horas y no recuperarlo hasta las 07:30 horas. Con ello se evitaría el que los jóvenes utilizaran el coche o que se tuvieran que desplazar amigos y familiares a recogerlos y no se perjudicaría al conjunto de ciudadanos con problemas de aparcamiento y de seguridad en el tráfico.

Parece mentira que en Almerìa no se haya conseguido aún un bus nocturno del que dosponen no ya capitales de proviincia similares a Almerìa, sino municipios más pequeños.